Shop Forum More Submit  Join Login


Todo fue culpa de un emparedado de atún.
7. Rebelión.


Pir está sentado en su cuarto, mirando fijamente su reflejo en el espejo. Observa al cazador vestido de negro frente a él, y lo odia desde lo más profundo de su ser, sintiendo repulsión ante el monstruo en que se había convertido. Recuerda lo ocurrido poco atrás, Sedna matando al pequeño, tan solo un crío de no más de 10 años, sólo por ser una amenaza potencial, sin una oportunidad siquiera.

Se levanta enfurecido, lanzando una flama contra el espejo, aunque no suficiente fuerte para dañarle, solamente oscurecer su reflejo por la combustión. Ve su reflejo ahora entre las sombras, casi el mismo reflejo de lo que sentía ahora, y sabía que sería incapaz de continuar viviendo de aquella forma. Había llegado a un límite de tolerancia por aquel modo de vida, y si continuaba así, pasaría el resto de su vida odiando lo que era. Y eso era algo que jamás se permitiría. Sabiendo que no queda otra respuesta, sale por al puerta de su cuarto, dispuesto a confrontar su destino.

-¡Flamitas! ¿A dónde vas?- Le pregunta Uriko sonriente al verlo en el camino, pero él la ignora, continuando su camino. -¡Eh! ¡Te he hecho una pregunta!- Le reclama ella molesta, reduciendo la energía de Pir hasta que este casi tropieza.

-¡Déjame! Voy a ver a Atterius.

Uriko se ríe. -¿Qué te hace pensar que te va a recibir ahorita, así sin más?- Pregunta regresando su humor. Pero Pir no responde, y casi arrastrándose, continua sin detener su camino. Esta determinación realmente sorprende a Uriko. -Estás loco, ¿Cierto? Sabes que eso lo va a molestar bastante... ¡Detente!

Uriko le sigue a poco más de un metro, viéndole arrastrarse sin detener su camino. Era casi entretenido para ella verlo así, mas aun no comprendía que esperaba Pir con esa terquedad sin razón.

-¡Astaroth!- Le grita ella al verlo aparecer en el pasillo. -Ayúdame con flamitas. Quiere ir a hablar con Atterius y no se detiene por nada.

-Detenlo entonces- Le contesta con tal sencillez.

-¡Esto va más allá de detenerlo! Esta terco. Si lo regreso ahora a su cuarto se escapará de nuevo más tarde. Habla con él de hombre a hombre para que lo hagas entrar en razón.

-Si el quiere suicidarse, es su vida- Dice levantando los hombros despreocupado. Uriko tuerce la boca molesta por la indiferencia de su compañero, y le hace caer al suelo.

-¿¡Qué te pasa!?- Le pregunta molesto al levantarse de nuevo, sacudiéndose. -¡De acuerdo! Lo hago entrar en razón y ya... -Dice volteando a un lado, y luego al otro. -¿Y en dónde está él?

-Uriko voltea rápido a todos lados, desconcertada. -¡Lo has dejado escapar!

-¿¡Yo lo he dejado escapar!? ¡Eras tú quien lo estaba reteniendo!-

-¡Pero tú me distrajiste!

-Sabes que si molesta a Atterius y sabe que pudimos detenerlo, se molestará con los dos por igual. ¿Verdad?

Los dos se quedan viendo por un breve instante de un par de segundos, antes de salir corriendo por el pasillo para detenerlo antes que llegara a su destino.

Pir llega frente a la puerta del consejo donde Atterius se encontraba ahora, cuando antes de poderla abrir, vuelve a caer al suelo así desmayado.

-¡Detente de una buena vez flamitas!- Le advierte Uriko. En ese momento la puerta se abre, asomándose Atterius de ella.

-¿Qué ocurre aquí?- Pregunta con voz seria, aunque parecía un poco molesto.

-Flami... Pir quería venir a verlo, y...- Contesta Uriko trabándose un poco las palabras de lo que decía. -Astaroth y yo...- Voltea a los lados, descubriendo que Astaroth había aprovechado la distracción de todos para huir del lugar y asegurarse que culparan únicamente a Uriko de lo que ocurriera en ese momento. -Traidor- Dice ella molesta en voz baja.

-Si quiere verme, deja que pase- Dice él dando media vuelta de regreso al interior del cuarto. Uriko deja de ejercer su poder sobre Pir, dejando que se levante y entre al cuarto, entrando ella detrás de él.

-¿Qué deseas?- Pregunta Atterius viendo a Pir.

-Me voy de este lugar. No tengo ningún deseo de ser parte de ustedes, de ser parte de esto, así que me voy.

Uriko abre sus ojos grandes como platos, incapaz de dar crédito a lo que escuchaba. Si el puro hecho de que él quisiera hablar con Atterius le parecía un acto suicida, aquello iba más allá de la irracionalidad.

-Regresa a tu cuarto, y reconsidera tus palabras- Le responde él -Si tomas esta decisión no podremos dejarte con vida.

-Lo que vivo aquí no es vida. Y prefiero una corta vida real, que la muerte en vida que es vivir aquí- Dicho esto, él da media vuelta y se dirige a la puerta. Esperaba que Uriko le quitara su energía, o quizá una muerte proporcionada por el mismo Atterius. Algo tan rápido que ni siquiera sabría que estaba muerto hasta muy tarde, o quizá algo de mayor sufrimiento por su osadía. Aun así, el seguía su camino, con paso firme hasta el final.

Le sorprendió llegar a salir por aquella puerta, aun así. No se detuvo en ningún momento, continuando su camino.

En el consejo, Uriko veía fijamente la puerta, perpleja por lo ocurrido. Voltea lentamente a ver a Atterius, temiendo que desquitara su ira contra ella por permitir que Pir llegara a él a decirle aquellas barbaridades, pero Atterius está con la mirada a otro lado, pensativo, como si ignorara que algo hubiera ocurrido instantes atrás.

-¿Señor?- Pregunta ella insegura. -¿Desea que vaya a detener a Pir? Quizá... Quizá solo necesite reconsiderarlo un par de horas más...- Intenta interceder por él, ya que le había llegado a tener un poco de afecto, aunque estaba casi segura que era demasiado tarde. Y aún si le pidiera matarlo, ella cumpliría con su misión por el bien de la ciudad.

-Si sale de la ciudad, será enemigo nuestro, y si alguien vuelve a encontrarlo, o intenta regresar a la ciudad por cualquier motivo, el precio sobre él será la muerte. Déjale hacer por ahora lo que desee, no representa un amenaza para la paz de nuestra ciudad. En este momento, tengo otra misión para ti...

Tras un momento, Uriko camina por los pasillos, dirigiéndose al estacionamiento para montar su moto, cuando se encuentra con Sedna.

-¿No has visto a Pir?- Le pregunta ella.

-¿No está en su cuarto?

-De allá vengo. Por algo te pregunto...

-Ah... Entonces si lo vi hace rato. Fue a hablar con Atterius y le dijo que iba a abandonar la ciudad...

Apenas escucha esto, Sedna pasa al lado de Uriko a paso veloz, sin permitirle continuar hablando a ella. Uriko corre entonces detrás de ella. -¿¡A dónde vas!?

-Voy con Atterius.

Uriko corre detrás de ella. No sabía cuanta podía ser la paciencia de Atterius en este momento, y temía que ella hiciera algo aun más estúpido.

Sedna abre las puertas del consejo de par en par, con su fría mirada fija en Atterius. -¿¡Has dejado ir a mi aprendiz de la ciudad!?

-El no desea ser uno de nosotros, no nos es útil. Y por cierto, ha dejado de ser tu aprendiz.

-¡Te dije que era mío!- Le reclama ella molesta. La temperatura decrece drásticamente, y Uriko la ve aterrada, intentando tomar su energía antes que fuera demasiado tarde. Sin embargo, aparentemente de la nada, aparece Atterius detrás de Sedna, tomándole por el cuello de la chamarra y aventándola con fuerza contra la pared, cayendo ella aturdida al suelo. La temperatura deja de bajar.

-Más te vale que dejes de comportarte de esa forma, o tendré que verte como una traidora. Eres una de mi elite, perderte por algo así...

-Si el se va, me voy yo también- Dice levantando sus cabellos rubios para verlo directamente a los ojos. Aun se notaba que estaba aturdida.

Hay un breve momento de silencio. Sedna y Atterius se ven fijamente, Uriko los ve a ambos, insegura de todo lo que estaba ocurriendo.

-La misma advertencia va para ti. Vuelvo a ver a cualquiera de los dos en mi ciudad, vuelve a cruzarse su camino con los de mi familia, y no vivirán un momento más- Un breve silencio. -Se ha ido por la puerta suroeste.

Sedna se levanta, marchándose por la puerta sin mirar atrás. Atterius y Uriko aguardan un momento en la sala. -Puedo ir por ellos inmediatamente Señor. Solo necesitaré a un par de mis mejores hombres, y los detendremos a las afueras de la ciudad, donde no haya peligro para los habitantes, antes que se vuelvan más peligrosos...

-Creo que te había dejado otra misión Uriko. Una vez que hayas terminado con ella y vuelvas, podrás dar caza libre a nuestros enemigos- Le responde él. Ella comprende, deseaba darles una pequeña ventaja. Se despide con una pequeña reverencia antes de dirigirse a la puerta.

-Pero antes que te vayas- Le detiene antes que saliera -Hay otro favor que necesito que hagas...
[Ver todos los capítulos]

Determinado a no continuar viviendo de aquella forma, Pir decide confrontar a Atterius, con resultados y consecuencias poco esperadas...

Y así fue como Pir se separó de los cazadores de Atterius. Agregué un tono ligeramente humorístico con Uriko y Astaroth, pues aun entre grandes comandantes, en casa siempre se respira un ambiente de paz y alegría.

Nunca se sabe de que humor estará ese señor. A veces simplemente deja pasar las cosas, y a veces elimina a cualquiera que diga una palabra en su contra. ¿Por qué será así? ¿Y que tendría en mente para dejar ir así a dos de sus hombres? ¿Que podrá ser más importante que ha encargado a Uriko? ¿Y cual será su actual petición? Todas las dudas serán respondidas a su tiempo...

Pir, Sedna & Atterius, © to =daPhyre
Uriko, © to *darkuriko
Astaroth, © to :devLunatic-Paw:

· This text is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 License.
· Characters used in this text are property of their respective owners, and may not be used without their respective previous authorization.
Add a Comment:
 
:iconexecutorcid:
ExecutorCid Featured By Owner Sep 2, 2011
Salve:


"Habla con él de hombre a hombre para que lo hagas entrar en razón."

Ni que le fuera a dar la charla de "los pájaros y las abejas". XD


"-Si el quiere suicidarse, es su vida-"

:D


"Esperaba a Uriko quitarle su energía ..."

Esperaba que Uriko le quitara su energía.}


"... perpleja de lo ocurrido."

"Por" en lugar de "de".


"Intenta interceder por él, ya que le había llegado a tener un poco de afecto ..."

Esto explica todo el capítulo. XD



"Agregué un tono ligeramente humorístico con Uriko y Astaroth ..."

Eso noté. XD


Nunca deja de sorprenderme el terror que infunde Atterius hasta en los más cabrones. O__O

En Taro Adun
Reply
:icondaphyre:
daPhyre Featured By Owner Sep 2, 2011  Hobbyist Writer
Jajaja... Pero entre hombres se comprenden mejor... O eso piensa ella =P

Si, esa es su actitud =u='

Detalle :S'... ¡Gracias!

Gracias también =P

Precisamente =P'

Jajaja... ¿Nunca lo he puesto en acción, verdad? Debo arreglar ese detalle para demostrar por qué todos lo ven de esa forma... ¡Gracias!
Reply
:iconkureechi:
Kureechi Featured By Owner Sep 2, 2011  Student Digital Artist
Astaroth XDDD
Reply
:icondaphyre:
daPhyre Featured By Owner Sep 2, 2011  Hobbyist Writer
Para que les conozcas un poco más -u-~
Reply
:iconkureechi:
Kureechi Featured By Owner Sep 2, 2011  Student Digital Artist
Si imagine que se iria en cualquier momento
Reply
:icondaphyre:
daPhyre Featured By Owner Sep 2, 2011  Hobbyist Writer
Pues si ya ves que en el futuro no pertenece a ellos :S
Reply
Add a Comment:
 
×

:icondaphyre: More from daPhyre


More from DeviantArt



Details

Submitted on
September 1, 2011
File Size
9.0 KB
Link
Thumb

Stats

Views
159
Favourites
1 (who?)
Comments
6

License

Creative Commons License
Some rights reserved. This work is licensed under a
Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 License.
×