Shop Mobile More Submit  Join Login
Horny espera frente a la laguna del parque conforme cae la tarde. Su celular suena, indicándole que ha recibido un mensaje.

"Te espero en casa, -K-"

Extrañada por el mensaje, Horny se dirige a su departamento. Son raras las ocasiones que recorre ese camino de regreso sin Kinky, y ella solo piensa en cuál será el motivo por el aquella noche no le haya podido acompañar de regreso.

Llega al edificio, sube las escaleras, y ve la puerta del departamento entreabierta. Horny entra al cuarto, oscuro casi por completo, iluminado suavemente por la luz de una vela que viene desde la cocina. Al doblar la pared que le separa, ve a Kinky sentado frente a la mesa con una gran sonrisa, y un muffin de chocolate con una pequeña vela sobre él.

-¿Qué estamos celebrando esta noche?- Pregunta ella temiendo haber olvidado una fecha importante, aunque bien podrían celebrar alguna conquista exitosa de él.

-Hoy hace tres años que nos conocimos- Le contesta sin quitar su sonrisa.

-¿Tanto tiempo en verdad? Pareciera que han pasado solo unas semanas...

Horny & Kinky
El día que Horny conoció a Kinky


En la Biblioteca Nacional Estatal de la ciudad, una chica busca entre los estantes del pasillo de psicología el libro que necesitaba para completar su tarea. Ya es la tercera vez que recorre cada uno de los tomos en busca del título sin éxito.

Molesta de no poder encontrarlo, se dirige a la bibliotecaria para preguntar por él.

-No aparece que nadie lo haya sacado en el registro. Seguramente alguien lo está leyendo en este momento- Le responde señalando a las mesas de lectura.

La chica resopla en forma de burla. ¿Que alguien hubiera tomado el libro? En aquel sitio tan abandonado sería como si alguien hubiera encontrado una aguja en un pajar y la hubiera tomado prestado por un momento.

Y aún frente a toda adversa posibilidad, ahí está, un chico leyendo el libro de psicología del comportamiento que ella estaba buscando para su tarea. La chica deja una pila de 4 libros más que llevaba con ella, y se sienta a su lado. El chico voltea a verla un momento, y sonrojado, evita la mirada y vuelve a clavar la mirada en las páginas de aquel libro.

-¿Vas a necesitar ese libro por mucho tiempo?

El chico voltea a la chica, y luego al libro, luego a la chica de nuevo.

-Si lo necesitas urgentemente, puedo retomarlo más tarde...- Dice cerrando el libro y dándoselo a ella.

-También es para una tarea, así que no creo que sea de mayor importancia que lo tomes tú antes que yo.

-Bueno, yo no lo estoy usando para una tarea, precisamente, así que creo que sería mejor si lo tomaras tú primero.

El chico ve la larga pila de libros que ella trae consigo.

-Debe ser una tarea muy grande.

La chica ve que ve los demás libros.

-En realidad solo ocupaba ese para la tarea, estas son algunas novelas para leer más tarde, y aprovechaba que había tenido que venir para sacar algunas de paso y regresar las anteriores.

-¡Vaya! Te gusta leer mucho entonces.

-Siempre y cuando no sea tarea- Dice ella en tono burlón, mientras abre el libro que él le había dado, y busca no muy animada el tema que necesitaba, sacando de su mochila una libreta donde anotar.

El chico se queda sentado a su lado un momento, volteando alrededor sin saber bien que hacer. Sabiendo que no hacía nada en particular en aquel momento, se levanta a buscar otro libro mientras la chica termina con su tarea.

Regresa después de unos minutos, con una de sus novelas favoritas para volver a leer mientras tanto. Tras un pequeño rato, la chica levanta la mirada, viendo el libro que el chico leía.

-Esa es una buena novela.

-Lo sé... Un futuro oscuro donde los libros son un crimen y los incineran para que nadie los lea... ¿Te imaginas un lugar así?

-¡No podría vivir ahí!- Exclama abrazando las novelas que tenía a su lado, volteando a ver el libro en la mesa con el que hacía la tarea. -Aunque podría vivir si quemaran ese de ahí...

-No es tan malo si lo lees fuera de tareas.

-Y si no es para una tarea, ¿Por que lo lees?

-Quería saber mejor sobre como afectan algunas influencias a las personas, para un personaje del que estoy escribiendo...

-¿¡Escribes novelas!?

-No realmente... Algo así... Me gustaría escribir alguna de verdad cuando sea más grande, pero no creo que lo que he hecho hasta ahora cuente.

-¡Que genial! ¿Y vienes hasta una biblioteca para esa clase de investigación?

-Internet tiene mucha información, pero algunos temas específicos, es mejor consultarnos de un buen libro, como ha sido desde antes.

-Tienes razón. Yo solo vengo por que mi profesor nos obliga a usar libros que solo aquí podemos encontrar para nuestras tareas, pero bueno, la vuelta a la biblioteca vale la pena- Dice mostrando los libros que abrazaba con orgullo. -Por cierto, ya he terminado con este. Gracias.

La chica le devuelve el libro. Él le observa un momento.

-Leí un párrafo interesante que dice que si una persona niega como es en realidad, puede llegarse a convertirse en un psicópata... ¿Tú crees que sea cierto?

Ella levanta sus hombros. -¿Tú niegas como eres en realidad?

-Ehh... No precisamente... Digo, hay cosas que sería penoso si fuera menos reservado en ello... Pero eso ocurre a todas las personas, ¿No es cierto?

Ella niega con la cabeza -Te convertirás en un asesino serial- Le dice en broma, aunque él toma un poco confundido. -Bueno, tengo que irme ya. Fue un placer conocerte.

-Igualmente... ¿Crees que te vuelva a ver pronto por aquí?

Ella voltea a la biblioteca, pensando en las posibilidades. -Si sigues viniendo a investigar para tu escrito, es posible.

Él sonríe. -Mi nombre es Kinky, por cierto.

Él le estira la mano y ella la estrecha. -Mucho gusto, soy Horny.



[Hace poco menos de un año]

Kinky está apoyado en el barandal frente a la laguna del parque, observando a los patos flotar sobre el agua. Horny se acerca a él.

-¿Llevas mucho tiempo aquí?

-No realmente. Ha sido un día interesante. ¿Cómo ha estado el tuyo hermosa?

-Preferiría no hablar de él. ¡Mi roomie me está volviendo loca!

-¿Siguen teniendo diferencias?

Ella tan solo resopla en respuesta.

-Sabes linda... Si eso te ayuda, podría dejarte vivir un tiempo en mi departamento- Le dice en tono coqueto.

Ella voltea a verlo. -¿Lo dices en serio?

Levanta sus hombros -Seguro, ¿Por qué no?

-¡Gracias!- Exclama ella abrazándolo fuerte -No sabes lo que eso significaría para mi. Eres realmente un maravilloso amigo.

Él se queda quieto un momento, correspondiendo el abrazo tras ello -Seguro, para eso estamos los amigos.
Fue de esta forma tan poco casual que estos chicos tan peculiares se conocieron, y fue bajo este curioso evento años después de amistad que terminaron viviendo bajo el mismo techo.

Por supuesto, cuando se conocieron, Kinky no era como es ahora, y quizá Horny no lo era tanto, o quizá sí. Pero desde entonces, se marcó camino para que Kinky terminara liberando sus recelo a ser el chico en quien finalmente se ha convertido.
Add a Comment:
 
:iconyasithecat:
Yasithecat Featured By Owner May 18, 2014  Professional Digital Artist
Me gusto este, parece un buen inicio
Reply
:icondaphyre:
daPhyre Featured By Owner May 18, 2014  Hobbyist Writer
¡Muchas gracias! :P

Pero no podía iniciar con él, no sin antes hacer al lector familiar a los personajes :P
Reply
:iconshiva-crow:
Shiva-Crow Featured By Owner Apr 19, 2014  Hobbyist Writer
Este si me gustó. La esencia de los personajes aquí es más clara. Nadie se espera que sean unos desesperados acosadores jajajaja genial ;)
Reply
:icondaphyre:
daPhyre Featured By Owner Apr 19, 2014  Hobbyist Writer
¡Ah! Los buenos viejos tiempos. Pero bueno, he aquí ahora tal como son, cazando a su próxima víctim err... Pareja -u-... Ya veremos si sus estrategias les resulta -u-
Reply
Add a Comment:
 
×

:icondaphyre: More from daPhyre




Details

Submitted on
April 19, 2014
Link
Thumb

Stats

Views
89
Favourites
2 (who?)
Comments
4

License

Creative Commons License
Some rights reserved. This work is licensed under a
Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 License.
×